Blog-terapica-sistema-de-recompensas-adicciones (1)

Drogas, alcohol, tabaco y juegos de azar; nuestro entorno está expuesto a una gran cantidad de elementos que pueden generar lo que se conoce como una “adicción”.

Se sugiere que el origen de la palabra “adicción” proviene de la antigua Roma, del latín addictus, lo cual se empleaba cuando un hombre libre acumulaba una deuda tan grande que le resultaba imposible pagar, por lo cual pasaba a convertirse en esclavo de su acreedor.

Actualmente podemos entenderla como una enfermedad crónica en la que la persona afectada se enfrasca en una búsqueda patológica de recompensa a través del consumo de una sustancia o conducta y presenta hábitos peligrosos para su salud.

Un hábito NO es una adicción

Si bien es cierto que los hábitos son conductas repetitivas que las personas realizan muchas veces sin ser conscientes, las adicciones son una forma extrema y destructiva de estos hábitos.

En el primer caso, se pueden modificar con paciencia y constancia, mientras que las adicciones son mucho más complicadas y requieren de rehabilitación.

También te puede interesar: “Asertividad: La mejor forma de comunicación

¿Cómo se producen las adicciones?

Blog-terapica-sistema-de-recompensas-adicciones (4)

Nuestro cerebro está programado con un mecanismo llamado sistema de recompensa, el cual responde al instinto de supervivencia.

En concreto, hace asociaciones para identificar situaciones placenteras que nos ayudan a sobrevivir y busca repetir estas conductas.

Por supuesto, existen gratificaciones naturales ligadas a la supervivencia, como la comida, el agua y el sexo.

Este sistema de recompensa ubicado en nuestro sistema nervioso central se regula por unas sustancias químicas denominadas neurotransmisores.

También te puede interesar: “5 estrategias eficaces para regular tus emociones

Uno de ellos, la dopamina, juega un papel muy importante en la formación de las adicciones, ya que está relacionada con la sensación de euforia y placer.

Cuando consumimos habitualmente una sustancia, nuestro cerebro se acostumbra a ello, lo cual puede generar cambios químicos en la producción de dopamina y se generar una demanda cada vez mayor de la dosis de esta sustancia (o conducta).

En particular, las drogas alteran este sistema de recompensa, lo cual provoca que la persona incurra en conductas peligrosas y patológicas para alcanzar la gratificación.

Factores que favorecen a las adicciones

Blog-terapica-sistema-de-recompensas-adicciones (3)

Las adicciones pueden ser muy variadas…

Nuestro estado, Yucatán, se encuentra por encima de la media nacional en consumo de alcohol y se caracteriza por un consumo explosivo los fines de semana.

Asi mismo, en la última década pudo observarse la proliferación de casinos en varios sectores de la ciudad de Mérida, lo cual expone gravemente a la población a una condición de ludopatía (adicción al juego), en particular a un sector vulnerable como las personas de la tercera edad jubiladas.

Por otra parte, problemas como la ansiedad y la depresión afectan cada día a más personas, por lo cual en ocasiones es necesario el tratamiento con fármacos ansiolíticos y antidepresivos.

Pero cuando no se sigue un control adecuado, estos medicamentos son peligrosos por su capacidad para generar una dependencia física y emocional en los pacientes.

La legalización de las drogas

Blog-terapica-sistema-de-recompensas-adicciones (2)

Debemos poner especial atención en el controvertido tema de la legalización de la marihuana para fines medicinales y lúdicos.

Yo no plantearía que es la peor sustancia con las consecuencias más nefastas, pero sí observo que existe bastante desinformación al respecto.

En las capacitaciones que he recibido, puedo observar que algunos componentes del cannabis tienen un uso medicinal, sin embargo, nunca tiene esa utilidad al ser fumado.

La ley contempla el uso lúdico de la marihuana para las personas mayores de edad.

No obstante, no podemos olvidar que la proyección es que durante los primeros años se observe un consumo intensivo por la atracción que genera la novedad.

Lo cual no deja de ser un factor de riesgo para el abuso de esta sustancia (¡todos hemos visto la sensación que produce en nuestra ciudad cuando abre una cadena comercial nueva!).

Cabe aclarar que una adicción requiere de atención profesional, no es una condición que se resuelva con “fuerza de voluntad”, ya que de lo contrario podría incluso ponerse en peligro la vida del individuo.

De cualquier manera, mi recomendación es mantener una actitud precavida, ya que en varias ocasiones los discursos y las propagandas tienden a querer disminuir la percepción de riesgo.

“Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos”

Proverbio chino

Síguenos en redes sociales

Sobre el autor

Psicólogos en Mérida Daniel Solis Santamaria Terapia Cognitivo Conductual Orientacion Filosofica Logoterapia

Psic. Daniel Solís Santamaría

MAESTRÍA EN PSICOLOGÍA APLICADA Universidad Autónoma de Yucatán Cédula profesional No.7857754

Déjanos tus comentarios, ¿qué te ha parecido esta información acerca de las adicciones?

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz click para contactar a un psicólogo